sarenaiz

Miles de personas han ascendido en Euskal Herria las 650 cumbres

EGUNEKO BIDEOA

El camino es la metáfora de la vida…, y la cima, la del objetivo… Cuantos magníficos poemas se  han escrito partiendo de esas dos palabras. En boca de Machado, «caminante no hay camino, se hace camino al andar», o en los escritos de Mario Benedetti, «no te quedes inmóvil al borde del
camino». De hecho, el camino es la aventura de la vida.

Quienes amamos el monte con pasión vivimos en los caminos nuestros mejores momentos. Ahí se ubican nuestros mayores sueños e ilusiones, y también nuestros peores malos momentos. Hay infinidad de caminos para ir a infinidad de montes. Y, hoy, en todo Euskal Herria, miles de personas hemos recorrido el camino para llegar a 650 cimas.

El camino de la resolución. El camino de vuelta a casa de las personas presas y refugiadas. El camino de la convivencia y de la paz. Ese es el camino que paso a paso hemos recorrido quienes nos hemos reunido aquí. Porque, tal y como hemos demostrado bien claro estos últimos años, nosotras y nosotros queremos que se resuelva definitivamente la situación de las personas presas y refugiadas. En primer lugar, porque es totalmente injusta la política penitenciaria que
sigue vigente hoy en día.

Si a las presas y a los presos vascos se les aplicara la legislación ordinaria, quienes tienen enfermedades graves y quienes han cumplido 3/4 de la condena deberían estar en casa, y, gracias a la progresión natural de grado, la mayoría estarían en tercer grado, con permisos, dentro del proceso de reintegración a la sociedad que les corresponde.

Para poner fin a esa injusticia caminamos, cuesta arriba y cuesta abajo. Y en ese camino, ya han empezado los primeros pasos. Ha empezado el acercamiento de las presas y de los presos vascos; aunque todavía no se hayan dado movimientos firmes para poner fin a la política de alejamiento, gota a gota, paso a paso, se están acortando las distancias. También se han abierto nuevas puertas en la progresión de grado, aunque se estén abriendo muy despacio. Tenemos claro que estos cambios no son suficientes, pero debemos aprovecharlos para abrir nuevos caminos. Ahora es más importante que nunca sacar a la calle el deseo de avanzar en un proceso hacia la resolución y hacia la vuelta a casa de las personas presas, ese deseo de una gran mayoría. Porque sin ese impulso no se recorrerá el camino de vuelta a casa. Así pues, debemos seguir caminando, porque así podemos evitar el sufrimiento de familiares y amistades. Y solamente supone que se respete la ley.

Quienes nos hemos reunido hoy aquí queremos formar parte del camino que nos lleve a la convivencia y a la paz. Y sabemos bastante de caminos, porque nos ha tocado muchas veces iniciar caminos nuevos en parajes nunca recorridos. Sabemos que el camino que lleva a la paz y a la convivencia debe abrirse en dura roca, con paciencia y decisión. Pero se puede abrir. Claro que sí.

Evidentemente, cuantas más manos tengamos para abrir ese camino, más fácil y rápido llegaremos a la cima. Por eso, una vez más, queremos hacer un llamamiento a toda la ciudadanía para que participe en este gran trabajo en común. Hoy nos hemos juntado en el monte. Mañana, en el pueblo. Los próximos meses, en las innumerables iniciativas que se convoquen dentro de la dinámica Izan Bidea. ¡Sigamos haciendo camino, hasta la cima


Sólo quedan dos días para que hagamos la mayor ascensión conjunta de cumbres que se haya hecho nunca en EH.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sólo quedan dos días para que hagamos la mayor ascensión conjunta de cumbres que se haya hecho nunca en EH. Hemos convocado la comparecencia de hoy para realizar la última convocatoria y aportar datos y criterios

 

Hoy, nos hemos juntado en Olarizu para hacer un último llamamiento para la subida conjunta a las cimas que vamos a llevar a cabo dentro de la dinámica Izan Bidea el próximo sábado, dentro de dos días, y también para explicar los detalles y plantear un nuevo reto a las personas que vayan a participar.

Como hemos estado diciendo a lo largo de estos meses, estamos viviendo una época de cambios en lo que se refiere a las presas y a los presos vascos y a la política penitenciaria de excepción, y, aunque no suponen un cambio profundo ni radical, consideramos que es un paso hacia delante. Los acercamientos que se están dando no conllevan el fin de la política de alejamiento, ni la desaparición de la política de excepción. Son gotas aisladas en una tierra reseca que ha sufrido una gran sequía durante años.

Pero esto nos muestra que agua sí hay, es decir, que estamos ante una gran oportunidad, oportunidad que debemos aprovechar. Eso es lo que quiere Sare. Ese el el objetivo principal de esta convocatoria. Porque esas pequeñas gotas no hubieran llegado sin la insistencia y sin la activación de las miles y miles de personas que nos hemos juntado en las calles todos estos años. Hemos sido el motor de los pasos que se están dando, y queremos seguir siéndolo.

Por eso, una vez más, queremos haceros un llamamiento para salir a la calle. O, mejor dicho, para subir al monte. Hagamos que esas pequeñas gotas se conviertan en chaparrón, en riachuelo, en río, en mar. Hagamos que esos pequeños pasos se conviertan en camino, en el camino a casa.

Para este sábado, planteamos a la ciudadanía vasca el reto de subir a 650 cimas. Como ya hicimos el 3 de octubre, por un lado, hemos activado un sistema online para apuntarse, y, por otro lado, hemos hecho convocatorias pueblo a pueblo, para subir a un monte de cada pueblo. En total, hemos recogido la convocatoria de alrededor de 300 pueblos, en los que se han realizado inscripciones propias, y más de 1500 particulares, familias o cuadrilas, inscritas online para subir a otros montes. En cuanto a los montes de Iparralde, Bake Bidea se ha sumado a la convocatoria, y ha organizado salidas a los montes más emblemáticos de Iparralde. Viendo los datos, podemos decir que este sábado nos vamos a juntar miles de personas en las cumbres a lo largo y ancho de Euskal Herria. Y por eso estamos muy contentos y contentas. En esta situación de pandemia que estamos viviendo y teniendo en cuenta que siguen vigentes las medidas restrictivas, es verdaderamente satisfactorio ver el compromiso y el ánimo de la ciudadanía. ¡Muchas gracias a todas y a todos! Evidentemente, como hemos hecho hasta ahora, vamos a actuar de manera responsable de cara a la situación que estamos viviendo, respetando todas las medidas de seguridad y las medidas sanitarias.

Dicho esto, hoy os queremos dar también otra noticia. El año pasado, cuando presentamos la dinámica Izan Bidea, anunciamos que su objetivo era recorrer tres millones de kilómetros a favor de la vuelta a casa, de la convivencia y de la paz. Pues, hoy, queremos compartir con vosotras y con vosotros ¡qué ya hemos recorrido el primer millón de kilómetros! Por ello, una vez más, os tenemos que dar las gracias a todas las personas que estáis participando en la dinámica Izan Bidea.

Y, además, os queremos plantear un nuevo reto para este sábado: sumar trescientos cincuenta mil kilómetros más a este termómetro, registrando el recorrido de subida y de bajada del monte en la aplicación de Izan Bidea. ¡Entre todas y todos lo conseguiremos!

Este sábado nos encontraremos en las 650 cimas. Eskerrik asko!


NOTA ante un nuevo juicio en la Audiencia Nacional

La red ciudadana SARE, desea manifestar su rotunda denuncia ante el nuevo juicio que el próximo 12 de julio, se celebrará en la A.N., contra Arantza Zulueta, Iker Sarriegi, Jon Enparantza, Julen Zelarain, Naia Zuriarrain, Saio Agirre, Nerea Redondo y Juan Mari Jauregi.

Una vez más, el tribunal de excepción que continua siendo la A.N, trata, con este juicio del sumario 13/13, de torpedear el camino que hacia la paz y la convivencia se ha comenzado a recorrer en nuestro Pueblo.

Estamos ante un juicio absurdo e injusto. Son hechos ya juzgados y por los que las personas que otra vez se sentarán en el banquillo de acusados, ya cumplieron condenas por su labor de asistencia a los y las presas vascas.

No se puede obviar, que existió un acuerdo con la Fiscalía y fruto de ello se aplicaron condenas ya cumplidas.

Pedimos a la sociedad vasca, que exija el fin de tantas vulneraciones de derechos. Que denuncie los atropellos de este tribunal de excepción, politizado y por tanto, alejado de cualquier atisbo de justicia y que no se impida que continuemos recorriendo el camino de la convivencia en nuestro País.


PNV, EH Bildu y Elkarrekin Donostia han ratificado la Declaración de Euskalduna

Lectura de la declaración completa. Video EiTB Albisteak – Noticias EiTB

Etxerat y Sare valoramos muy positivamente la ratificación hoy, por parte de una amplia mayoría de la Corporación de Donostia, de la declaración de Euskalduna Jauregia, que se hizo pública el pasado 11 de diciembre de 2020, lo que muestra el creciente compromiso social e institucional en favor del acercamiento de los presos y presas vascos, así como la sustitución de la legislación de excepción que durante décadas se les está aplicando, por la legislación ordinaria.

Nos consta que los apoyos a la declaración de Euskalduna sigue a buen ritmo en numerosos ayuntamientos de la CAV. A día de hoy suman ya aproximadamente 90 las ratificaciones que se han formalizado en otros tantos municipios. En próximas fechas podremos ofrecer el dato definitivo de cuántos ayuntamientos suscriben finalmente el documento.

Queremos volver a agradecer a las formaciones políticas y sindicatos su implicación y compromiso por seguir dando pasos hacia la normalización de la política penitenciaria y recordar que esta declaración fue remitida al presidente del Gobierno español para expresarle el total apoyo de la sociedad vasca para poner fin al alejamiento y la aplicar de forma exclusiva la legislación ordinaria a las personas presas vascas.

Esperamos que, tras los acercamientos de presos y presas a cárceles vascas, con inmediatez, los gobiernos español y francés sigan avanzando en la humanización de la política penitenciaria, en el camino de la resolución y la convivencia, de tal forma que puedan estar lo antes posible en casa.

Valoracion de Joseba Azkarraga (Sare) 


Los ayuntamientos de la CAV están ratificando estos días la declaración del Euskalduna que se hizo pública el pasado 11 de diciembre de 2020

Los ayuntamientos de la CAV están aprobando estos días la ratificación de la declaración de Euskalduna que se hizo pública el pasado 11 de diciembre de 2020. El próximo 21 abril, ofreceremos datos más concretos de este proceso.

La mayoría política vasca y la totalidad de los sindicatos de la CAV demandaron ese día un plan de acercamiento de los presos y presas vascos, así como la sustitución de la legislación de excepción que durante décadas se les esta aplicando, por la legislación ordinaria. En aquella declaración nos comprometíamos a hacer llegar a los ayuntamientos vascos este texto, para su ratificación, por entender la necesidad de socializar y dar a conocer este importante compromiso.

Esta declaración fue ya remitida al presidente del Gobierno español; al lehendakari, a la presidenta del Gobierno de Navarra, al presidente de la Mancomunidad única del País Vasco, así como a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

El mensaje principal de esta declaración, que está recibiendo el respaldo de los municipios, va dirigido, fundamentalmente al Gobierno español, al qu ese le transmite todo el apoyo de la sociedad de la CAV y de los firmantes de esta declaración, si se decidiera a dar los pasos necesarios, para la aplicación exclusiva de una legislación ordinaria y con ella, una política penitenciaria normalizada, a las personas presas vascas.

Reiteramos que esta declaración recoge el consenso político y sindical y que complementa la apuesta que la sociedad vasca está haciendo para superar tantas décadas de vulneración de derechos a los presos y presas vascos.

Queremos valorar positivamente, los pasos que el Gobierno español está dando con algunos acercamientos de presos y presas vascos a cárceles más cercanas a sus hogares. Aun así, queremos insistir en que el final de la política de alejamiento solo será un hecho, cuando todos/as, estén en Euskal Herria.

En este proceso de aunar esfuerzos, Sare y Etxerat valoramos positivamente este nuevo impulso que la declaración del Euskalduna está recibiendo de los ayuntamientos. Ello viene a demostrar que trabajando juntos y juntas, sociedad civil e instituciones, antes lograremos poner fin a la política penitenciaria de excepción.


 

#HazteSarekide RELLENA EL FORMULARIO: http://sare.eus/es/socixs/


7 DE ABRIL | DÍA MUNDIAL DE LA SALUD

Hoy en día, aunque se están dando algunos pasos, sigue manteniéndose la política penitenciaria de excepción que se ha aplicado durante años. Por ello, el 7 de abril, Día Mundial de la Salud, la red Sare Herritarra quiere tener presentes a las personas presas con enfermedades graves. La situación especial que estamos viviendo a causa de la COVID-19 nos está mostrando a diario la importancia de la salud y de su cuidado. En este sentido, más que nunca, queremos manifestar la necesidad de dar prioridad a la salud de las personas presas, y queremos destacar dos factores que afectan directamente a la salud:
• La política penitenciaria de excepción que se les aplica a las presas y a los presos vascos: el aislamiento, el alargamiento de la condena y la política de alejamiento afectan de manera directa a la salud de la persona presa, y generan inestabilidad, problemas psicológicos, ansiedad, dificultades para las relaciones personales... En el caso de las personas presas enfermas, además, se limitan sus posibilidades de hacer frente a la enfermedad, ya que les afecta directamente el hecho de no tener el apoyo familiar, unas condiciones de vida dignas y el seguimiento de personal sanitario de confianza.

• Las malas condiciones sanitarias de las cárceles: tanto la prisión como institución, así como los centros, la actitud del personal médico y la falta de recursos tienen efectos nocivos para la salud. Los centros penitenciarios no pueden ofrecer un servicio sanitario adecuado, y mucho menos adoptar las medidas necesarias ante la situación generada por la COVID-19. La salud es un derecho de todas las personas, incluidas las personas presas. No podemos consentir ninguna política que, escudándose en las políticas de seguridad, vulnere los derechos básicos de las presas y de los presos. Toda persona presa tiene derecho recibir apoyo médico o psicológico de profesionales de su confianza.

Aunque últimamente se han dado pasos importantes con personas presas que padecen enfermedades graves, seguimos siendo testigos de las graves consecuencias que conlleva esta política, ya que sigue aumentando el número de presas y presos vasco que han muerto en la cárcel. Hace unas semanas vimos claramente que estas personas, en lugar de ser liberadas para poder curarse, son puestas en libertad cuando la situación es irreversible y están a las puertas de la muerte. Actualmente hay 17 personas presas con enfermedades graves. Sare tiene claro que mientras no desparezca la política de excepción seguiremos sufriendo estas terribles consecuencias.

Por ello, necesitamos la implicación de todos los agentes sociales, sindicales y políticos; todos y todas tenemos que formar parte del camino a recorrer para poner fin a la política penitenciaria de excepción, para reclamar que se respeten de una vez los derechos de las personas presas, ya que la cárcel es una parte más de nuestra sociedad. Porque entre todas y todos conseguiremos, caminando hacia la convivencia y hacia la paz, que se respeten los derechos básicos de las presas y de los presos vascos y que se ponga fin al sufrimiento que padecen las personas presas con enfermedades graves.

 


El 8 de mayo miles y miles de personas subiremos a los 650 montes más conocidos del conjunto de Euskal Herria.

La dinámica Izan Bidea continua su camino, y, por ello, tal como ya indicamos hace unos meses, el 8 de mayo miles y miles de personas subiremos a los 650 montes más conocidos del conjunto de Euskal Herria.

Allí, reivindicaremos el inicio del regreso a casa de los presos y de las presas, y para ello consideramos imprescindible el fin de la política de alejamiento y la aplicación de la progresión de grados a todos y a todas.

En esta dinámica Izan Bidea y a esta fecha, llevamos recorridos, aproximadamente, un millón de km de los 3.127.326 km que nos comprometimos a realizar, es decir, tantos km como ciudadanos/ciudadanas vivimos en Euskal Herria.

Está ascensión a las cumbres de Euskal Herria teníamos previsto realizarla el pasado 3 de octubre, pero las adversas condiciones climatológicas nos aconsejaron posponerla.

Hoy lo hacemos con más ganas y fuerza, si cabe. Porque cada día somos más las personas que formamos parte de esta Red de caminantes y quienes bajo esta dinámica estamos sumando km. Y pasos con un claro objetivo: dar solución a la problemática de los presos y presas vascos y avanzar en favor de la convivencia y la paz.

Esta dinámica está consiguiendo unir a personas ideológicamente muy plurales y con esta combinación entre activación social y el trabajo en las instituciones estamos convencidos que lograremos dar una solución definitiva a esta situación.

Cuando hace unos meses presentamos esta iniciativa, dijimos que estamos ante un momento único que debemos saber aprovechar y es eso lo que estamos haciendo.

Lo hicimos en octubre con el mosaico de la Concha, reuniendo partidos, sindicatos, asociaciones y sociedad civil, bajo el lema Resolution, Resolución.

Y lo hicimos, también, el 9 de enero, pueblo a pueblo, y con la más amplia representación política, sindical y social conseguida hasta el momento, en un acto celebrado en el Palacio Euskalduna, bajo el lema BIDEA GARA. SOMOS EL CAMINO.

Y es este el camino que vamos a seguir desarrollando. Activación de consensos políticos y sindicales, junto a la sociedad civil. Porque solo si caminamos juntos lograremos el objetivo.

Porque compartimos objetivos comunes: fin de la política de alejamiento y regreso a Euskal Herria de presos y exiliados, y progresión de grados, sin excepciones. En definitiva, fin del régimen de excepcionalidad que vulnera día a día los derechos de estos presos y presas, y también el de sus familias.

Porque es ese régimen de excepción el que posibilita que:

Los presos gravemente enfermos y presos de edad avanzada continúen en prisión.

Que los más de 80 niños de la mochila continúen prácticamente en situación de orfandad, sin poder abrazar a sus aitas, amas o ambos, presos.

Queda aún mucho camino que recorrer. Y desde SARE continuaremos planteando iniciativas como esta del 8 de mayo, para continuar activando a la ciudadanía, de maneras diversas y, de esta forma, continuar manteniendo estas reivindicaciones, hasta conseguir el objetivo.

Esta iniciativa de ascensión a 650 montes de Euskal Herria es un reto histórico. Son los montes más emblemáticos de nuestro Pueblo; son las cimas que están incluidas en la lista de los centenarios de este año. Son montes de nivel alto, medio y bajo, porque queremos que puedan participar todos y todas. Montañeros experimentados; familias; niños y niñas; adultos, ancianos y jóvenes. Y también, aquellas personas que solo suben al monte una vez al año. La posibilidad de elección del monte que se quiera subir será muy amplia.

Nunca se ha hecho el que en un mismo día miles y miles de personas asciendan a estos montes y desplieguen la bandera IZAN BIDEA. La bandera de nuestras reivindicaciones.

Es una iniciativa bonita y significativa, para demostrar que estamos dispuestos a dar pasos, cuesta arriba o cuesta abajo, pero todos juntos, para poner fin a tantas vulneraciones de derechos que sufren los presos y presas vascos.

Desde hoy, ponemos de nuevo en marcha la página 650tontor.sare.eus, con toda la información necesaria y la opción de inscribirse, tanto a través de la web, como en cada pueblo.

SEAMOS EL CAMINO. UNÁMONOS A ESTA AMPLIA RED DE CAMINANTES, POR LA PAZ, LA CONVIVENCIA Y LA RESOLUCIÓN

 


 

#HazteSarekide RELLENA EL FORMULARIO: http://sare.eus/es/socixs/


NOTA | Ha llegado el día en que Irati abandona la prisión y se separa de sus padres

Lamentablemente, ha llegado el día en que Irati abandona la prisión y se separa de sus padres. El 8 de marzo ha cumplido 3 años y debido a la normativa penitenciaria, Irati ha tenido que abandonar la cárcel, viviendo una violenta separación con sus padres y convirtiéndose a partir de ahora en una niña de la mochila. Irati llega a Bilbao con su abuelo y su abuela.

Sin embargo, esta situación no es algo aislado, ya que muchos niños/niñas y padres/madres tienen que vivir esta separación, y debido a la legislación de excepción, junto a la separación, las terribles consecuencias de la política de alejamiento o la imposibilidad de coexistir con ambos progenitores. Como sabemos además, ahora, con motivo del Covid-19, las visitas también son sin contacto alguno y reducidos. Esta situación obliga a estos niños y niñas a ser huérfanos, tal y como denuncian sus padres y madres, y a dejar de lado su vida para ver a su padre, a su madre o a ambos. Existen soluciones para mejorar esta situación, es una cuestión de voluntad. Los padres y madres de niños y jóvenes de la mochila tienen que estar en EH y hay que ofrecerles módulos familiares con el fin de poder desarrollar de la manera más adecuada la parentalidad a la que tienen derecho.

Queremos hacer un llamamiento a los/as ciudadanos/as, agentes y representantes que hasta ahora se han adherido a la dinámica IRATI gurasoekin EHra para que se sumen a las movilizaciones y/o convocatorias que se puedan realizar en los próximos días y se sumen a las iniciativas que se realicen en defensa de los derechos de Irati y del resto de niñxs de la mochila. Es responsabilidad de todos/as cambiar la situación injusta que viven estos niños, niñas y adolescentes y posibilitar las medidas y herramientas necesarias para poder desarrollar su relación con sus padres y madres.


 

 

#HazteSarekide RELLENA EL FORMULARIO: http://sare.eus/es/socixs/


#8Marzo | ¡Sé el camino! ¡Mujeres presas a casa!

En apoyo al Movimiento Feminista de Euskal Herria y con motivo de la jornada de movilizaciones convocada para el 8 de marzo, hemos convocado una movilización para informar sobre la situación de las mujeres presas. De hecho, por ser mujeres presas se encuentran aún más aisladas, aún más alejadas, sufriendo un castigo más cruel dentro del sistema carcelario, uno de los exponentes más nítidos del sistema patriarcal.

Si estar preso bajo la política penitenciaria de excepción hace más dura la prisión, en el caso de las mujeres se añade el hecho de tener que cumplir condena en un lugar pensado exclusivamente para hombres. Se encuentran en un «no-lugar», porque en este sistema patriarcal es inaceptable que la mujer sea delincuente. Las prisiones se convierten en fábricas de recreación de las «buenas mujeres», que utilizan para «reeducar» a las mujeres presas. Las zonas de trabajo, los talleres, los reglamentos de vestimenta, las limitaciones para vivir la sexualidad… se utilizan para colocar a la mujer en el lugar que le corresponde según el sistema patriarcal.

Las mujeres sufren un triple castigo por estar presas:

· Castigo social: porque rompe el papel pasivo que el patriarcado impone a la mujer.
· Castigo personal: en el caso de «mala mujer» y/o madres se añade la sentencia de «mala madre» a la pena impuesta.
· Sanción penal: tal y como se ha indicado anteriormente, ya que la condena debe cumplirse bajo un sistema penal que no esté preparado para mujeres.

Además de esto, las mujeres presas vascas, tienen una pena adicional; una política penitenciaria de excepción. Como consecuencia de esto, y debido a la escasez de prisiones que están designadas para mujeres, las mujeres presas vascas se encuentran más lejos y más aisladas, con todo lo que esto conlleva.

Las mujeres presas vascas se encuentran a una media de 500 kilómetros de Euskal Herria y al alejamiento que sufren, como hemos dicho, hay que añadir la situación de aislamiento. De las 31 presas vascas del Colectivo, 15 están totalmente solas, sin compañeras. Teniendo en cuenta los últimos datos de febrero, 5 se encuentran en el Estado francés, 22 en el español y sólo 4 en prisiones de Euskal Herria, de las cuales 1 está en prisión domiciliaria.

Al estado de excepción que viven los presos vascos en las cárceles, la masificación, la política de alejamiento, la escasa atención sanitaria, el aislamiento, y los tratos de violencia y humillación a los que se ven sometidos con frecuencia, se suman los componentes sexistas por el hecho de ser mujer, empezando desde el castigo moral y la estigmatización o las amenazas e insultos, hasta los servicios y espacios de salud no adaptados praa las mujeres.

En estos días de movilizaciones en las que nos une el empoderamiento de las mujeres y la disolución del sistema patriarcal, debemos entender también las cárceles como un ámbito a trabajar.

Acabar definitivamente con la cruda realidad penitenciaria nos corresponde a toda la sociedad, y para ello y para poder desarrollar el proceso de vuelta a casa, tenemos que seguir recorriendo el camino. ¡En el ámbito social, político, sindical, institucional, y en la calle!

¡Sé el camino! ¡Mujeres presas a casa! #IzanBidea 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

#HazteSarekide RELLENA EL FORMULARIO: http://sare.eus/es/socixs/


Etxerat y Sare ha denunciado el bloqueo y la incomunicación que se mantiene en las cárceles

Video Eitb

Las prisiones españolas permanecen blindadas desde hace casi un mes y todas la comunicaciones y traslados han sido suspendidas. Todo esto supone, tal y como hemos denunciado junto a otras 16 entidades del Estado español, un auténtico ataque a los derechos de los y las presas y su entorno.
Las conculcaciones de derechos no son, sin embargo, nuevas, vienen produciéndose desde que decretara el estado de alarma hace un año; desde entonces se han sucedido cierres perimetrales, suspensión de comunicaciones familiares y visitas en locutorio. Hay menores que no ven desde hace muchos meses a sus familiares directos presos en Francia y España; familiares mayores de edad que ya han desistido de hacerlo.

Los estados han optado por construir más cárceles dentro de las cárceles, cerrar a cal y canto las prisiones, algo que consideramos desproporcionado, teniendo en cuenta el nivel de contagios dentro y una manera de enfrentar la crisis que genera mucha tensión, cuando deberían haber tomado desde hace tiempo medidas para, en la medida que se pueda, aliviar la situación.

Los presos conforman un grupo de riesgo, y continúa pendiente de resolver con eficacia que se extreme su seguridad con la entrega de mascarillas adecuadas en número y calidad, así como la adopción de otras medidas sanitarias; prioridad de la vacunación también para los presos, al igual que a los funcionarios. En el caso del Estado francés, urge reabrir las UVF para las visitas familiares, y también proponemos test rápidos y gratuitos para los familiares al llegar a las prisiones.

Pero, sobre todo, insistimos en esta demanda, también mejoraría mucho la situación poner en libertad, de inmediato, tal y como recomendaron la ONU, la OMS, el Consejo de Europa, a muchos presos y presas por su derecho a la salud y a la vida:

• Hay 60 presos vascos en el Estado español que han cumplido ya las ¾ parte su condena.
• Hay 17 presos y presas con enfermedades graves e incurables.
• 10 presos vascos tienen 70 o más años de edad y otros ocho presos tienen más de 65 años.
• 53 presos y presas permanecen en prisión desde hace 20 o más años.

Para desbloquear la conculcación de derechos, exigir que se dejen de construir más cárceles dentro de las cárceles y pedir la libertad de los presos, el próximo viernes, último de mes, nos movilizaremos en las capitales, pueblos y barrios de EH. Llamamos a participar en las mismas.