Es urgente que las personas presas enfermas estén en sus casas